Hermano de Francois y Cali González

MARCELINO GONZÁLEZ, CUALIDADES PERDIDAS

Por: Michangelo

MARCELINO GONZÁLEZ

Su nombre fue menos promocionado que otros de la familia, sin embargo sus golpes lastimaron rivales y recibió respuestas. Es el primero que subió a un cuadrilátero por paga en esa numerosa familia con más presencia en el pugilismo naci0nasl y que hasta estos días, ha dejado dos Campeones Mundiales.

Nació en León, barrió El Coyolar, el 2 de enero de 1926. Sus padre fueron Juan González y María Martínez. Siempre que don Juan González debía salir a su trabajo de rajar leña en los barrios de León, le acompañaba su pequeño Marcelino. Desde niño ayudaba a poner cuña, una especie de estaca cuando la madera estaba abriendo.

"Teníamos una vida bien pobrecita, por eso mi papá se vino a Managua para ver si salíamos adelante, pero fue igual. Mi mamita echaba tortillas, yo nunca fui a la escuela por la misma pobreza", dijo don Marcelino, que también nos confesó que por inclinarse al licor su vida boxística se vio afectada.

 

EL HOMBRE DE LA SALSA

"Cuando nos venimos a Managua, fue para vivir en el barrio Bóer. Primero trabajé botando basura, después trabajé como soldador, pero soldador con estaño. Andaba con un tarro con carbón y leña, caminando gritaba por las calles, "¡Vaaaa soldar culos de balde, vaaaa soldar!".

"También me decían el hombre de la salsa, no porque bailara salsa, sino porque tenía mi negocio de salsa de tomate, salsa inglesa, salsa china y encurtido de cebollas y legumbres. Eso también vendí por muchos años", relató don Marcelino, incansable conversador.

Don Marcelino es posiblemente el progenitor de la familia más numerosa dedicada al boxeo. Francisco González (El Tartamudo), Javier González (El primer Chocolate), Román González (No el Campeón mundial. Este es uno que fue boxeador amateur y ya fallecido), Rogelio González y Martín González son los cinco hijos de este sobreviviente anciano que vivia en la colonia Nicarao y entiendo que se fue a USA. Hay unos nietos que están siguiendo los pasos del abuelo y los padres. Uno de esta descendencia es Cristofer Rosales González.

 

SE PUSO GUANTES A LOS 18 AÑOS

"En el ring me decían Max González, yo era un técnico fajador. Mi problema fue que me dediqué a tomar licor. Don Pedro Joaquín Chamorro era un buen ser humano. El me regalaba dinero y me decía: "Vos sos buen boxeador, Marcelino, dejá de tomar para que no te sigan viendo como el peor de los González". Ese hombre era pencón, le gustaba el boxeo", recordó.

Me comentó don Marcelino que a los 18 años empezó a ponerse guantes y que su primera pelea la realizó con "El Toro de la Pampas", uno de los peleadores leoneses de la época. Además, añade que era un peleador que se movía en 130 y 135 libras, enfrentando a Tony Cambrice. "Ese bandidito era bueno, pero le gané. A él también le gustaba bastante echarse tragos", dijo cuando recordó a Cambrice.

"He sufrido mucho desde que se murió mi esposa Teresa Hernández, ella era una mujer especial. Aunque yo dejé de tomar licor, gracias a mi Jesucristo, mi esposa me soportó mucho... pocas mujeres hay como ella", nos comentó en un momento de recuerdos emocionales, don Marcelino, hermano de François González y Cali González.

 

TRABAJADOR INCANSABLE

Pese a que en el tiempo que le entrevistamos, (febrero del año 2008) ya había cumplido 82 años (en el año 2,008) y que su salud está un poco quebrantada, siempre que en la conversación se le ayuda, él es capaz de recordar. Él también guarda en la memoria momentos de su lejano pasado.

"Vivo aferrado a la misericordia de Jesucristo, él es el único que me sostiene; me dio una hija que vive en Estados Unidos. Ella es muy buena, me manda un dinerito periódicamente, esa hija me quiere mucho. Después de mi esposa, es ella muy especial para mí", dijo este anciano que, en un momento de confesión angustiosa y con un poco de llanto en los ojos, sin ser de los famosos González, es parte de nuestra historia.

Marcelino, el clásico nicaragüense trabajador, en el año 2008, le vimos por la avenida Salvadorita (o Cristhian Pérez, como usted prefiera) ofreciendo a la clientela encurtidos de cebolla y salsas.

 

Position: position-2
Style: none outline
  • Quinta Gala Olímpica 2019
    Quinta Gala Olímpica 2019

    Nuestro Top 10

  • Quinta Gala Olímpica 2019
    Quinta Gala Olímpica 2019

    Nuestro Top 10

  • Quinta Gala Olímpica 2019
    Quinta Gala Olímpica 2019

    Nuestro Top 10

  • Quinta Gala Olímpica 2019
    Quinta Gala Olímpica 2019

    Nuestro Top 10

  • Quinta Gala Olímpica 2019
    Quinta Gala Olímpica 2019

    Nuestro Top 10

  • Quinta Gala Olímpica 2019
    Quinta Gala Olímpica 2019

    Nuestro Top 10

  • Quinta Gala Olímpica 2019
    Quinta Gala Olímpica 2019

    Nuestro Top 10

  • Quinta Gala Olímpica 2019
    Quinta Gala Olímpica 2019

    Nuestro Top 10

  • Quinta Gala Olímpica 2019
    Quinta Gala Olímpica 2019

    Nuestro Top 10

  • Quinta Gala Olímpica 2019
    Quinta Gala Olímpica 2019

    Nuestro Top 10

Position: position-2
Style: none outline