Tres pruebas en escalada deportiva: velocidad, en bloque y dificultad

ESCALADA DEPORTIVA EN TOKIO 2020

Por: Vanessa Núñez

La escalada deportiva es el deporte más nuevo de todos. Nació en 1985 en Italia, cuando el renombrado escalador Andrea Melllano y el periodista deportivo Emanuele Cassarà reunieron algunos de los mejores del mundo para una competición en la ciudad olímpica de Bardonecchia, ala que acudieron miles de espectadores.

En tan solo 35 años, este deporte ha logrado ser incluido en los Juegos Olímpicos, gracias al arduo trabajo de la Federación Internacional de Escalada Deportiva (IFSC), creada en el 2007. Cada atleta competirá en tres modalidades (Escalada de velocidad, en bloque y dificultad), y la calificación combinada determinará la clasificación final.

Como en el skateboarding, la competencia se hará en instalaciones temporaleares en entornos urbanos, lo cual supondrán un paso histórico para a cercar los juegos a los jóvenes y un empleo más de la tendencia a la urbanización del deporte.

“Veremos a muchos más jóvenes interesarse y probar la escalada gracias a Tokio-2020”, comenta la francesa Charlotte Durif, varias veces campeona mundial de escalada deportiva y participante en la primera experiencia olímpica de este deporte en Buenos Aires, Argentina 2018, donde fue atleta ejemplar.

Es un deporte que te hacer soñar, que resulta realmente divertido con amigos y que puede practicarse fácilmente. No necesitas mil accesorios: con tan solo tres presas y una pared, ya puedes empezar a escalar. Es un deporte muy inclusivo y todo una lección de vida en muchos aspectos.

¿Sabía que…?
El uso de guantes o protector no está autorizado en escalada deportiva, por lo que los atletas deben confiar en sus manos desnudas.

Fuente de información Revista Olímpica