Falleció a los 77 años Ángel Dávila

AQUEL RESCATE INOLVIDABLE ANTE PUERTO RICO

Por Xavier Araquistaín C.

 

Aquella noche del 20 de noviembre de 1972, los que tuvimos la oportunidad de ser testigos oculares del gran triunfo conseguido por la selección nacional en el marco del XX Campeonato Mundial de Béisbol, jamás podremos olvidar el momento cumple del juego que ganaba Nicaragua - invicta con 4-0 - 2x1 en 11 innings al difícil equipo de Puerto Rico (2-2) que dirigía el finado pelotero boricua Roberto Clemente.

Dennis Martínez de 18 años abrió por Nicaragua y el estelar zurdo Luis Torres lo hizo por los boricuas trenzándose ambos en un duelo de una carrera por bando con los boricuas marcando en el cierre del primer episodio por hit empujador del cuarto bate José Garay (1B), remolcando al camarero Johnny Martínez, y los nicas empatando en la alta del segundo capítulo anotando Calixto Vargas. Dennis (7.1) fue relevado por el zurdo Antonio Herradora, que sólo enfrentó a uno y cedió el montículo a Sergio Lacayo (1.2). Torres laboró 9 innings por los isleños.

Julio Cuaresma, quien había ingresado al juego en el octavo inning a jugar el right field, debido a que Germán Jiménez había bateador por Carlos "Calín" Rosales. Cuaresma que había quedado como segundo bate, disparó triple entre right-center field en conteo de 3 y 2 ante el relevo Bruno Vachier (pronúnciese Vaquier) y el tiro en relevo del jardinero Luis "Peggy" Mercado fue al camarero Johnny Martínez y éste tiró a tercera para que el antesalista Luis Andújar perdiera el tiro para un error que permitió a Cuaresma anotar la ventaja 2x1. Vachier ponchó a Valeriano Mairena y a pedro Selva, pero Calixto Vargas largó doblete que limpió la carrera de Cuaresma y cerró ponchando a Vicente López.

ARGELIO LLAMA AL "CALAVERA" DÀVILA AL RELEVO

Antonio Chévez (1.2) había relevado a partir del décimo episodio a Sergio Lacayo y ya con ventaja se metió a problemas, dominó por la ruta 43 a Johnny Martínez, pero cedió boleto a "Peggy" Mercado. Ponchó a José Garay para 2 outs, pero el patrullero derecho Evaristo Roldán dio hit al izquierdo y quedaron 2 a bordo. Miguel Mangual corrió como emergente por Roldán en la inicial, y Chévez llenó las bases con otro boleto al cátcher José Valentín.

Todavía el manager Argelio Córdoba dejó a Chévez para enfrentar al emergente Carlos Ramos que entró por el campo corto Alcides Curet, y cuando le puso la primera bola mala, Argelio saltó del dogout y llamó al ángel salvador, Ángel "Calavera " Dávila, quien con nervios de acero se hizo cargo de la apremiante situación. Dávila le puso la segunda bola mala (2-0) y el estadio enteró se quejó al unísono, luego Dávila le puso el primer strike (2-1) y el público aprovechó para respirar profundo. Dávila le cruzó la tercera bola mala (3-1) y la agonía subió al máximo. Dávila le cruzó el segundo strike (3-2) y el coloso tembló junto a toda la afición.

El momento cumbre llegó cuando el quinto envío de "Calavera" Dávila fue chocado por el swing de Carlos Ramos y César Jarquín fildeó apuradamente en el hueco entre short y tercera y mete un balín hacia el guante de Calixto Vargas quien completa un agónico out y Nicaragua se alza con el triunfo manteniendo su invicto (5-0) y estoy seguro que Nicaragua entera explotó en júbilo, pues los que no estaban en el abarrotado estadio, seguían las incidencias por las transmisiones radiales. Dávila se apunto un juego salvado con su out de oro y nos regaló esa corta pero emocionante faena de relevo. Dávila tenía en ese entonces 32 años y recién falleció a los 77 años. Ojalá que ese "ángel" se haya ido al cielo.

Nota.- En esta foto con Ángel Dávila (q.e.p.d.) en el edificio de CONADERFI del IND en noviembre del 2016 en la reunión anual de Viejas glorias del deporte que año con año realiza el amigo Julio Miranda Aguilar de radio 580