Fueron ganadores de medalla de oro en Colombia en 1978

EL MAS DESTRUCTIVO EQUIPO CUBANO DE BÉISBOL

Por Xavier Araquistaín C.

La llegada del equipo cubano de béisbol para enfrentar a la selección de Nicaragua en serie de 3 juegos a partir de mañana 23 de febrero en el estadio DMO, ha despertado gran polémica sobre cuál ha sido el equipo más destructivo de Cuba en su historia. Los señalamientos son variados, pues unos señalan al equipo del Clásico Mundial de Béisbol en el 2009, otros apuntan al elenco que vino a Nicaragua en 1972, otros al de 1994, pero el equipo noqueador por excelencia - con bate de aluminio o no - ha sido el que presentó Cuba en los XIII Juegos Centroamericanos y del Caribe en Medellín, Colombia en 1978.

El equipo cubano de 1978 fue denominado como "La segunda escuadra de boxeo" porque todas sus victorias fueron por la recién creada "regla del nocaut" en el béisbol, pues un equipo con ventaja de 10 carreras al llegar al séptimo inning, el juego se abreviaba por KO en 7 entradas y si acumulaba 15 carreras de ventaja, el juego se suspendía en el quinto capítulo por la regla del "Súper-Nocaut", tal como sucedió con Cuba noqueando en 5 innings a Puerto Rico con pizarra de 25 carreras a 2 ese año 1978.

Ese equipo que dirigía el manager Serbio Borges contaba con poderosos bateadores como Pedro Luis "Cheíto" Rodríguez, quien fue líder jonronero del certamen con 15 jonrones en 45 turnos al bate, llegando a batear media docena de jonrones en 2 juego consecutivos a ritmo de 3 jonrones por juego. Acompañaban a "Cheíto", el joven Luis Giraldo Casanova (bateó para .606 con 20 hits en 33 turnos), el aporreador Armando Capiró (bateó .614 con 27 hits en 44 turnos) y otro bateador encima de .600 fue Antonio Muñoz (20 hits en 28 turnos para .714).

Wilfredo Sánchez y su hermano Fernando completaban el grupo de jardineros con Casanova y Capiró, Rodolfo Puente y Pedro Jova se alternaban en el campocorto, con Rey Vicente Anglada y Alfonso Urquiola dividiéndose el trabajo en la segunda base y el veterano Agustín Marquetti se alternaba en la inicial con Antonio Muñoz y Cheíto era inamovible en la antesala. Pedro Medina de titular y Alberto Martínez de suplente eran los receptores.

El staff de lanzadores los encabezaba Braudilio Vinent, el zurdo Rodolfo "Changa" Mederos, Rogelio García, Juan Carlos Oliva, Félix Pino, Lázaro Santana y Gaspar Legón, pícheres que siempre contaron con gran respaldo ofensivo para ganar. Cuba en el súper-nocaut a Puerto Rico por 25x2, anotó en el tercer inning 24 carreras con ataque de 17 hits en esa bateada incluyendo 9 cuadrangulares. Cuba era una verdadera máquina de demolición en esos XIII Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1978. Han habido otros grandes equipos, pero el de 1978 ha sido el más destructivo de la historia cubana. Así de sencillo.