Una semifinal de Champions con sorpresas amargas

LA ROMA LO HIZO DE NUEVO PERO LOS ÁRBITROS NO

Por: Pavel Aguirre

Pensando en milagros y en las remontadas reales, la Roma se vistió de héroe hoy en el Olímpico, delante de su afición parecía un camino imposible de sortear, pero aparecieron las fallas arbitrales para robarles la segunda hazaña, ganaron 4-2 a un Liverpool, que, jugando igual en la final de Kiev, seguro, los merengues del Madrid estarían pasándoles por encima, trayendo revancha de la última vez que se enfrentaron en donde los ingleses ganaron (1-0) en la temporada 1980-81.

La Roma tuvo dos claros penales no decretados en el área, una derribada a su delantero Edin Dzeko en el área chica, y la segunda una mano tras disparo al marco dentro de los 16.5, dos fallas que cambiarían al clasificado de esta edición 2017-2018 de la UEFA CHAMPIONS LEAGUE, los dirigidos por Eusebio Di Francesco, tenían la garra, la entereza, de lograr la eliminación de su rival y probarse que eran candidatos a quedarse con el título más importante de Clubes.

El Liverpool Después de 38 años Los ingleses buscaran su Champions 6 en 9 jugadas, mientras los merengues buscaran su título 13 en 16 finales de quedarse con la gloria, mientras los blancos intentan igualar al último equipo de conquistar tres años consecutivos este torneo, El Bayer Múnich en las temporadas (1972-73,1973-74,1974-75), una final marcada por las fallas arbitrales y que colocaron a los equipos no ganadores dentro de una final para la historia.